El hada del bosque

Años 3-6
Valor Éticos
Ubicación Indoor/Outdoor
Tema Resolución de conflictos
Visión general En la primera parte se leerá el cuento “El bosque de las hadas”, en la segunda, se realizarán preguntas a los niños, y en la tercera el educador hará un resumen de la actividad, que servirá de resumen también del bloque.
Objetivos de aprendizaje • Verificar si los niños conocen la necesidad de cuidar y preservar la naturaleza • Aprender a lidiar en caso de conflicto
Habilidades desarrolladas Resolución de problemas.
Método Narración Diálogo socrático Pensamiento crítico
Materiales Cuento
Pautas El Bosque de las Hadas (adaptación) Érase una vez dos niñas llamadas Jennifer y Yaisa. La primera de ellas era buena estudiante y con un gran corazón; por el contrario Yaisa era una pésima estudiante y bastante malcriada. Jennifer vivía en una casa al lado del bosque azul, sus padres eran campesinos y no tenían mucho dinero. Yaisa en cambio vivía en una gran casa situada en la colina, sus padres eran ricos, y por tanto tenía todos los caprichos que ella quería. Aunque provenían de mundos tan opuestos, eran grandes amigas y desde la guardería habían estado juntas. Los padres de Yaisa se habían opuesto a esta amistad, pero nada pudieron hacer ante el empeño de las chicas de seguir siendo amigas. Como se dijo, Jennifer vivía al lado del bosque azul. Este bosque era llamado así por los lugareños, ya que una gran cantidad de mariposas azules habitaban en él. Muchos creían que esas mariposas eran en realidad ninfas y que se apoderarían de todo aquel que se adentrara en el bosque al anochecer. Esta leyenda era alimentada desde hacía muchísimos años cuando desapareció una chica en el bosque y nunca se supo nada de ella. Este suceso hizo que naciera la leyenda del bosque azul, leyenda que duraba hasta nuestros días, pasando de generación en generación. Una tarde Yaisa propuso ir al bosque. _¡No!, es peligroso-respondió Jennifer. _¿Porqué?, ¿Tú crees el cuento ese? _Umm... Sí, una vez se lo oí contar a mi abuelo. _Eso son mentiras, lo que pasa es que tienes miedo y no lo quieres reconocer. _¡¡No tengo miedo!! _Sí que lo tienes, ¡¡Eres una cobardica!! _¡No soy cobarde! Está bien iremos, pero me tienes que prometer que volveremos antes del anochecer. _Esta bien, lo prometo. Mientras entraban en el bosque Jennifer se iba arrepintiendo de haber aceptado. ¿Y si fuera verdad la leyenda? ¿Y si no veo más a mis padres?_ pensaba. _Oye Yaisa, me vuelvo a casa. _¿Qué? _Que lo siento, que me voy. _Venga ya, si estamos dentro, ¿me vas a dejar sola ahora?. _Si, me voy. ¿Vienes? _Esta bien, me voy contigo. De pronto se escuchó una voz: “Bienvenidas a mi reino”. _¿Quién ha dicho eso? _Yo no he sido -contestó Yaisa asustada. _¡¡Allí arriba!!! -exclamo Jennifer. _Pe.. pero ¿qué es eso? Miraron hacia arriba y vieron a un ser etéreo que se mantenía suspendido en el aire. Alrededor suyo cientos de mariposas azules con una extraña forma humana la iluminaban y daban un aspecto extraño a la figura. _¿Quién eres? -preguntaron casi sin aliento las amigas. _Soy Ethea, reina de este lugar, seguramente me conoceréis por el hada de los bosques. Las mariposas son Suthereis, son mis ninfas. ¿Qué hacéis aquí? _Nada, solo pasamos a jugar un poco, pero ya nos íbamos. _A jugar, eh. Ajá, os propongo yo un juego. _A ver, díganos. _De las dos la que me traiga el objeto que pese menos ganará y será conducida fuera del bosque, la perdedora se quedará conmigo para siempre y será convertida en una hermosa mariposa azul. _Señora, no nos puede hacer eso- suplicaron al unísono las dos chicas. _¿Por qué? Habéis invadido mi reino y ésta es la única forma de salir. Todas estas mariposas eran personas como vosotros que osaron entrar. Ellas fueron perdedoras. Tenéis una hora. Id cada una en dirección opuesta y traedme ese objeto. El tiempo empieza ya. _No, dijo Jennifer a Yaisa, no te muevas tengo la solución. _No, solo quieres ganarme, pero yo conseguiré arrebatarte ese honor. Tú te quedarás aquí- contestó enfurecida Yaisa. Yaisa salió corriendo dirigiéndose a la izquierda, mientras que Jennifer se quedó quieta. _¿Dices que tienes la solución? Espero que sea así, aunque dentro de una hora saldremos de duda. El tiempo pasó inexorable y al cabo de una hora, Yaisa fue traída en voladas por las ninfas. _Bien, ¿que tenéis? Le preguntó el Hada. _Yo, esta pluma, ligera como el viento. - gritó entusiasmada Yaisa. _¿Y tú? Se dirigió hacia Jennifer. _Yo, aquí lo tenéis- y cerrando el puño se lo entregó al hada. _Pero es una broma, aquí no hay nada. _Si que lo hay. Hay aire. Ese es mi objeto. Más ligero que él no hay nada. _¡Ingenioso!- exclamó el hada. He aquí mi decisión. _Tú, Yaisa, para ganar me has traído efectivamente un material muy ligero pero has tenido que matar un pajarillo. Has agredido a la naturaleza. Tu Jennifer, en cambio has conseguido el material más ligero que existe sin agredir el entorno. Jennifer eres libre de irte. _¡No! Quiero que mi amiga se vaya, prefiero quedarme yo, respondió Jennifer. _¡Increíble!, en mis 500 años de vida es la primera vez que me ocurre algo parecido. Después de esto, creo que las dos merecéis iros a casa. Podéis marcharos. _Gracias, señora- contestaron al unísono. _Podéis volver cuando queráis. Habéis aprendido la lección más importante de vuestra vida. No agredir la naturaleza.   2ª Parte A partir del cuento narrado se realizarán preguntas a los niños para saber el criterio de cada uno sobre lo que se dice en la historia.
  • ¿Por qué el hada perdonó a las niñas?
  • ¿Por qué el hada dijo que a la naturaleza no se le agrede?
  • ¿Habéis visto vosotros agredir a la naturaleza? ¿Cómo? ¿Cuándo?
  • ¿Cuál es la actitud o formas correctas de comportarnos frente a la naturaleza?
El facilitador/educador resumirá la actividad y el bloque completo, enfatizando en la necesidad de amar y cuidar la naturaleza y porqué debemos hacerlo. Les hablará de que en el mundo la gran mayoría de los países han dictado leyes de protección de la naturaleza y el medio ambiente que nos rodea, tales como prohibir cortar indiscriminadamente los árboles, porque sino se erosiona  la tierra, se echa  a perder y no sirve para sembrar, también disminuirían la lluvias, no habría agua en los embalses, ni en los ríos, las plantas se secarían, los animales morirían por no tener agua para tomar. Si las plantas se secan y los animales mueren, se perderán los beneficios que ya conocen los niños. También se han dictado leyes prohibiendo que las fábricas echen desperdicios químicos a los mares y ríos, porque se contaminan las aguas y los peces mueren y esas aguas no sirven para que los animales beban, ni podemos bañarnos en los ríos y mares. Se prohíbe contaminar la atmósfera, el aire que respiramos, con gases que resultan dañinos a nuestra salud. Es necesario que sepan que las guerras con sus bombas y armas destructivas, contaminan la naturaleza con gases tóxicos, además de matar muchas personas. También los niños y todas las personas tienen que contribuir al cuidado y preservación de la naturaleza, y del medio ambiente en qué vivimos.
Consejos Materiales adicionales ¿Cómo realizarlo en línea? ¿Qué hacer en casa? Los nombres de los personajes del cuento se pueden cambiar por otros más familiares para los niños. Esto hará que el proceso de identificación sea más fácil para los niños. Si hay suficiente tiempo, el facilitador puede pedir a los niños que dibujen los personajes de la historia. Se puede realizar on-line y presencial ya que se basa en el diálogo. Si la actividad pudiera realizarse en un bosque cercano al centro educativo o domicilio, sería un entorno que facilitaría la imaginación por parte de los niños. El facilitador podría comenzar la historia diciendo: "Te he traído a un lugar muy especial donde ocurrió la siguiente historia hace mucho tiempo". Los padres pueden contar esta historia y hacer las mismas preguntas en casa. Según una encuesta dirigida por investigadores de la Universidad de Bath en el Reino Unido, la mayoría de los jóvenes están preocupados y enojados por lo que ven en el futuro. Es un futuro que sienten que debería haber sido, y aún podría ser, evitado por una generación anterior que no hizo lo suficiente para evitarlo. Más del 50% de los encuestados dijeron que se sentían "tristes, ansiosos, enojados, impotentes, indefensos y culpables" por el cambio climático. Los padres y facilitadores deben ser conscientes de las múltiples formas que tiene el fenómeno denominado por los expertos como “eco-Eco-Ansiedad*”. Se ha descubierto que la ecoansiedad está estrechamente relacionada con muchas emociones difíciles, como el dolor, la culpa, la ira y la desesperación. Muchos padres y facilitadores no están equipados para lidiar con eso. Una buena manera es hablar sobre acciones que empoderen a los niños (por ejemplo, hablar sobre buenas prácticas ambientales, ser voluntario con un grupo ambiental, tomar decisiones más ecológicas, incluido el reciclaje). Los maestros siempre deben replantear las cosas de una manera positiva. *Información adicional: Pihkala P. Eco-Ansiedad y Educación Ambiental. Sustentabilidad. 2020; 12(23):10149. https://doi.org/10.3390/su122310149
Autor Elvira Sánchez-Igual* de AMEI-WAECE *Cohort 6 #TeachSDGs Ambassador!
Medios de comunicación
Descargar Descargar

Volver a los materiales de aprendizaje