Gallina, polluelos y zorros: Ayudando a alguien en dificultades

Años 3-6
Valor
Ubicación
Tema Cooperación y ayuda mutua
Visión general Se trata de un juego de movimiento en el cual los niños habrán de recorrer un circuito para ayudar a una gallina y sus pollitos acosados por una zorra malvada.
Objetivos de aprendizaje • Desarrollar en el niño emociones de alegría al poder ayudar a los demás. • Desarrollar habilidades motrices como el equilibrio y el salto.
Habilidades desarrolladas •Tomando perspectiva •Autorreflexión •Pensamiento crítico •Habilidades motoras •Empatía
Método Juego
Materiales Un tablón de madera, tiza para pintar en el suelo, hojas secas o ramas de plantas que no ofrezcan peligro para los niños, un cajón de aproximadamente 40 o 50 cm. de altura, bolsas de papel o tela.
Pautas 1ª Parte Primeramente el educador explicará a los niños en que consiste el juego, les expondrá la siguiente situación: Tenemos una gallina que acosada por una zorra no puede salir a buscarle comida a sus pequeños pollitos. Para resolver este problema pide ayuda a otros animales del corral, los cuales deben ir por un camino muy peligroso, para esconderse de la zorra y traer la comida a los pollitos. El educador les enseña a los niños el circuito que deben recorrer y las acciones que habrán de realizar para salvar los obstáculos que se van a encontrar. Seguidamente expondrá a los jugadores las reglas del juego:
  • Solo podrán tener acceso a la comida los niños que hayan recorrido el camino completo y hayan realizado todos los movimientos requeridos para salvar los obstáculos, los que no lo hagan serán atrapados por la zorra y no podrán continuar.
  • Cada niño podrá traer solo una bolsa de comida.
  • En el camino de regreso al gallinero con la comida, los niños no serán perseguidos por la zorra.
  • Serán ganadores aquellos niños que lleven la comida a los pollitos recorriendo el circuito correctamente, realizando las acciones necesarias para salvar los obstáculos y no sean atrapados por la zorra.
  2ª Parte Una vez colocados los niños en la situación de juego, se distribuyen los diferentes papeles, uno hará el papel de zorra perseguidora que corre detrás de los que van en busca de comida para los pollitos y acosa a la gallina y a sus hijos, otro el de la gallina que está junto con sus hijitos en el nido, y varios niños serán los pollitos los cuales habrán de permanecer en el nido (un redondel pintado en el suelo) del cual no podrán salir porque podrían ser atrapados por la zorra. El resto de los niños serán los otros animales que recorran uno a uno el circuito para traer las bolsitas de comida que estarán situadas al finalizar el mismo. Estos papeles habrán de alternarse para que todos puedan ser distintos personajes y realizar los diferentes movimientos.   3ª Parte Una vez distribuidos los papeles y cada uno de los participantes en su sitio, el  juego comenzará con las amenazas de la zorra al gallinero, después la gallina pide ayuda y comienzan los otros animales a salir para recorrer un circuito que tendrá una línea dibujada en el piso y de la cual no pueden salirse al caminar, después subirán a un cajón de 40 ó 50 cm. de altura y saltarán, mas adelante caminarán por una tabla inclinada y después pasarán arrastrándose por debajo de unas malezas o ramas, finalmente tendrán acceso a las bolsitas con comida y las llevarán hasta el gallinero por el mismo camino. 4ª parte Se concluye con la  evaluación de la actividad planteando a los niños que todos son ganadores, pues tuvieron un gesto muy bonito al ayudar a la gallina, que así se debe ser siempre con todos. Se criticará la actitud de la zorra que no dejaba a la gallina vivir en  paz y cuidar de sus pollitos.
Consejos Materiales adicionales ¿Cómo realizarlo en línea? ¿Qué hacer en casa? Las experiencias de enseñanza y aprendizaje que tienen lugar fuera de los límites de las paredes del aula tienen una variedad de beneficios tanto para los estudiantes como para los instructores. Esta actividad, debido al espacio necesario, está inicialmente pensada para realizarse fuera del aula; es decir, en el patio de la escuela. Pero se puede adaptar fácilmente a espacios pequeños. Depende del espacio que podamos utilizar para la actividad. Debido a que es una actividad grupal en la que se requiere movimiento e interacción, es muy difícil realizarla en línea y/o en casa. Sugerimos poner en práctica la actividad llamada “El león y el ratoncito” que también se puede utilizar dentro del aula. 1ª Parte

Lectura de la fábula  “El león y el ratoncito”

Había una vez un ratoncito que vivía cerca de la guarida de un león muy fiero. Un día, sin querer, lo despertó mientras éste dormía. El león lo atrapó y rápidamente se lo metió en la boca, para comérselo. El ratoncito aterrorizado, le dijo: “¡Se lo suplico, majestad, no me devore, si me deja ir le estaré eternamente agradecido, se lo juro; además ayudar a los demás, aunque sean tan pequeños e indefensos como yo dará regocijo a su corazón!” “Escucha, escucha….”, rugió divertido el león, “¿Quizá me quieras ayudar a cazar o prefieres rugir en vez de mí? El ratoncito confundido balbuceó: “En verdad, majestad, yo….” El león exclamó: “¡Está bien! ¡Eres un ratoncito afortunado, hoy me siento generoso, y te dejaré en libertad!” Pasaron días, semanas y meses, pasó un día y otro, y un buen día aparecieron cazadores en el bosque, que querían capturar a un león. Para eso pusieron trampas por aquí y por allá. El león cayó en una trampa y se encontró prisionero en una espesa y resistente red. Intentaba con todas sus fuerzas liberarse, y romper la red que lo tenía atrapado, pero su esfuerzo fue inútil. ¡Oh, pobre de mí!, se decía, ¡no puedo escapar! Al fin, exhausto, se resignó a su destino, rugiendo de dolor y desesperación. En aquel momento escuchó una vocecita que le decía: “¡Majestad, veo que está en dificultades! ¡Quizás pueda ayudarle! ¡Roeré la cuerda que lo tiene atrapado hasta que logre liberarlo!” El ratoncito trabajó velozmente, roe que te roe, hasta hacer hilachas las fuertes cuerdas de la red y, al poco rato, el león estaba de nuevo libre. Entonces, conmovido el león, agradeció a su amigo y le dijo: “¡Me alegra tener un amigo como tú, que ha venido a ayudarme cuando lo necesité!”.   El educador y/o facilitador, en la medida que va leyendo el cuento, irá mostrando a los niños y niñas las láminas que él mismo ha preparado. 2ª Parte Una vez leída la fábula y mostrado las láminas preparadas por el educador, se preguntará a los niños sobre los  personajes del cuento, sobre el mensaje que nos da la fábula, para comprobar si ellos lo han captado. A partir de las respuestas que den los niños y niñas se establecerá con ellos una conversación sobre la importancia de la ayuda, en este ejemplo se puede comentar sobre como un pequeño ratoncito le salvó la vida a un animal tan superior en fuerza y tamaño como el león. Como le fue mejor al león siendo pacífico con el ratoncito. Como es mejor ayudarse para todos vivir en paz. Enfatizar que aún los más feroces animales pueden vivir en paz. 3ª Parte Finalmente el educador les dará a los niños y niñas la posibilidad de que cuenten sus propias vivencias y experiencias sobre la ayuda dada y recibida y sobre lo bueno de vivir en paz con los demás. Es importante que el educador destaque  la importancia de la ayuda para vivir en paz, y como en un momento determinado podemos necesitar ayuda y recibirla  de quien menos imaginamos, como le sucedió al león de la fábula. Como actividad adicional para en casa también podría ser divertido preparar máscaras: https://museum.maidstone.gov.uk/wp-content/uploads/2020/09/2-sept-fox-mask.pdf
Autor Elvira Sánchez-Igual* de AMEI-WAECE. *Cohort 6 #TeachSDGs Ambassador!
Medios de comunicación
Descargar Descargar

Volver a los materiales de aprendizaje